martes, 14 de mayo de 2013

15 de mayo día de la Educación Rural en Uruguay

Desde 1961 el 15 de mayo es el día de la Escuela Rural.
En 1931 concurrían a la escuela rural 50.000 alumnos, mientras que actualmente son 21.000 los niños y niñas que llegan a las aulas, de los 378.000 que asisten a todas las escuelas del país.
Dale CLIC al mapa para verlo más grande
 “Sin escuela no podemos nada”, afirmó la subsecretaria de Ministerio de Educación y Cultura María Simon.

Recordó que las redes más importantes en los lugares más lejanos son el correo, la policía y la escuela.

La educación rural es un modelo de convivencia en una sociedad de aprendizajes, "además de un modelo completo para la educación que queremos”, añadió la jerarca.

El presidente de la ANEP, José Seoane, destacó por su lado la necesidad de “pensar el pasado en clave de futuro".

Las experiencias de la escuela rural son un modelo de “cooperación” que se debe desarrollar en otros ámbitos, sostuvo.

En especial en el campo, la escuela es el punto de reunión de vecinos, ministerios, intendencias, asociaciones públicas y privadas, niños y maestros, dijo el director general de Educación Primaria, Óscar Gómez.

Una resolución del 15 de mayo de 1958, fecha grata para el recuerdo de los maestros rurales, crea la Sección Educación Rural. El reclamo había sido escuchado. Nacía el organismo por el que tanto se había trabajado. Un prestigioso maestro rural decía en aquella oportunidad: “La Sección Educación Rural requerida por el magisterio y creada por el Consejo Nacional de Enseñanza Primaria, concentra distintos sectores de trabajo en el área rural y aspira a prestar apoyo a sus maestros.



No sería necesario decir que por sí sola, no resuelve nada. Coordinando estrechamente su actividad con los Inspectores departamentales pretende llegar a ser útil en los sectores de trabajo de su especialización, asesorando, investigando problemas, planteando situaciones, procurando la coordinación de esfuerzos dentro de nuestro organismo o con otros cuya trabazón en la acción de mejoramiento es indispensable. Pero, como siempre, el destino de la escuela está en manos de sus maestros”. (Enrique Bráyer. Boletín Centro Asistencia Técnica Nº 1).



Límber Santos, actual director de esa sección, afirmó que el esfuerzo institucional coordinado es fundamental en el campo. “La escuela no puede sola”, advirtió, subrayando que la concreción de diversas “alianzas” permitió en el pasado realizaciones en entornos adversos.

Dentro de lo que son las instituciones públicas a nivel primario, las escuelas rurales, en particular, han tenido una importancia fundamental en ese desarrollo de la educación pública históricamente, porque fueron cubriendo paulatinamente todo el país hasta alcanzar a mediados del siglo XX una cobertura total. Este dato no es menor ya que en nuestro país todo el territorio está cubierto de instituciones educativas a nivel primario, algo que no ocurre en todos los países. “En nuestro país tenemos unas 1.000 escuelas rurales que cubren todo el territorio, un territorio que está bastante despoblado por la emigración del campo a la ciudad pero que esas escuelas de algún modo representan, hasta en los mas apartados lugares del país, a la institucionalidad pública, al estado, es la única presencia del estado en la mayor parte de las comunidades rurales, es la escuela que está presente para lo educativo pero también para lo social, cultural, entre otros ámbitos, y ese rol la escuela lo sigue cumpliendo en un campo donde viven el 5% de los uruguayos, según el ultimo censo”, señaló el director nacional de Educación Rural. De todos modos, esas 1.100 escuelas rurales constituyen casi la mitad de las escuelas públicas del país.

Hay problemáticas que son derivadas de los problemas generales de la educación pero la educación rural en particular tiene un componente social y didáctico  que ha ido constituyéndose en ejemplo a ser imitado para otro tipo de escuelas. “Los maestros todos tienen que mucho que  aprender de los maestros rurales, que en muchos casos van a escuelas apartadas de sus domicilios y que  muchas veces tienen que quedarse en condiciones de aislamiento muy grandes”.

El aislamiento persiste
La penetración de los medios de transporte, las comunicaciones, la mejora en la caminería, es para el jerarca una realidad en todo el país, pero no ha actuado de la misma manera en todos los lugares, “si bien la tecnología ha penetrado en el campo y lo ha ido transformando y por ende también a la escuela, de hecho en todas las escuelas funciona el Plan Ceibal y todos los niños tienen su ceibalita, como en el resto del país”, existen problemas estructurales como la conectividad y mencionó que aun existen algunas escuelas que no cuentan con energía eléctrica aunque aclaró que desde hace dos años y gracias a un convenio entre ANEP y UTE se ha ido cubriendo el servicio. “De todas maneras el aislamiento geográfico es una realidad y eso no se puede evitar”, indicó Santos mencionado que hay lugares donde los maestros se tienen que quedar en la escuela toda la semana porque no pueden entrar y salir todos los días o lugares donde hay crecidas de arroyos que impiden el paso y que terminan aislando a la escuela. “Esas situaciones se siguen dando no hay que pensar que el campo ha adelantado de un modo tal que es como el que tenemos cerca sino que las realidades son muy distintas”, apuntó.
Pedagogía rural
En el Uruguay se construyó en el ámbito público una pedagogía que se denomina “pedagogía rural” que tiene que ver con aprovechar los elementos y los recursos que el medio ofrece. “La escuela rural es diferente a la escuela urbana porque está en un ámbito diferente porque ofrece recursos, humanos, materiales, paisajísticos que la escuela aprovecha para enseñar y eso no es menor, aprovechar el contacto con la naturaleza, el trabajo con plantas, animales, medio de producción de la zona, entre otros, implica trabajar los contenidos de cualquier escuela pero desde otro lugar para que los niños puedan aprender desde lo que ellos conocen, de tener otros tiempos y espacios ofrece potencialidades que hay que aprovechar”, concluyó.

Desde el año 1961, el 15 de mayo ha sido declarado como el Día de la Educación Rural y celebrarlo, es una forma de reconocer y valorar el sacrificado trabajo de los Maestros y Maestras Rurales.
¡Felicidades, entonces, Maestros y Maestras Rurales!

Las escuela rurales y el plan Ceibal
De los 1057 centros educativos rurales del país un 91%  cuenta con acceso a Internet a través del Plan Ceibal, en tanto solamente 93 no cuenta con esta posibilidad.

La cifra incluye a las escuelas sin conexión a energía eléctrica y nuevos locales que están en proceso de instalación, informó el Plan Ceibal.
Desde el inicio del plan, la conectividad en las escuelas rurales ha sido un desafío tanto por la distancia geográfica como por la cantidad de escuelas de este universo que no cuentan con acceso a la red eléctrica.

Para las escuelas rurales sin acceso a electricidad, Plan Ceibal viene implementando desde el año 2012 una solución en base a paneles solares, instalando una antena con acceso a Internet en cada escuela de estas características.

Esta solución, sumada a las de conectividad convencionales para centros educativos con acceso a electricidad, posibilita que hoy en día los escolares de 1.057 centros educativos rurales distribuidos en todo el territorio nacional cuenten con acceso a Internet. Son 93 los centros educativos que aún no tienen conectividad.

No hay comentarios: